9.3.09

Me dejó de querer

El idilio duró poco, apenas tres meses. Ni bien me enteré de su existencia sonreí y permanecí así, sonriente, muchos días, hasta que empezaron los problemas.
Algunas cuestiones de funcionamiento, estaba acostumbrada a otros sistemas y me costó adaptarme, pero lo logré. A partir de allí empezamos una relación de amor puro. todo lo que necesitaba me lo brindaba, era generosa, dócil y muy práctica.
Pero de repente se cansó. Hasta anoche todo iba fantástico, de hecho hoy mismo respondió bien, pero sólo un momento. Cuando quise cambiarla de lugar se enojó y no respondió más.
Desde hace horas intento por todos los medios reanimarla, pero nada. Siento un vacío muy grande porque en ella se quedan muchas cosas mías y no tenerla me deja inhabilitada para casi todo. Es difícil reconocerlo, pero soy notebook dependiente.
La verdad que no sé que pasó, pareciera que me dejó de querer o que se enojó por algo que hice o que dije. Yo no entiendo, si lo único que hice hasta ahora es llenarla de halagos y elogios. No sé que voy a hacer, realmente no sé...sin mi notebook se me hace muy difícil seguir.


1 comentario:

Mike dijo...

Qué mierda!

toco madera!

Este Martes te cambia la cara :D